Nutrición y estética avanzada
  • slider
  • slider-web01
  • 4
  • slider
  • slider3
  • slider1
  • laser shr
Visit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On Linkedin

Hidratación y deporte

BEBEMOS AGUA

 

¿Cómo debemos hidratarnos si realizamos una actividad física regular?

Es muy importante que junto a una alimentación adecuada el deportista ingiera una cantidad suficiente de líquidos, con el objeto de llegar al entrenamiento hidratado adecuadamente.

Es recomendable tomar 500 ml o 2 vasos de líquido dos horas antes de realizar ejercicios, ya que esto permite una adecuada hidratación y con ello un mejor funcionamiento de nuestro organismo.

Ya durante el ejercicio la persona debe comenzar a hidratarse tempranamente y a intervalos regulares. Esta ingesta hídrica debe realizarse en pequeñas tomas y regulares.

¿Qué bebida es la más adecuada para una hidratación óptima?

La bebida más adecuada en condiciones basales para conseguir una correcta hidratación es el agua. Pero cuando tenemos una práctica de ejercicio moderada en la que superamos una hora de actividad, es recomendable incorporar bebidas con un porcentaje determinado de hidratos de carbono según la actividad, la intensidad y la duración de la misma, con la finalidad de mantener el glucógeno corporal.

¿Cómo debemos llevar a cabo la rehidratación?

Es muy importante la reposición de líquidos después del deporte. Una posible forma de hacerlo es pesándose antes y después del ejercicio, ingiriendo la diferencia de peso en forma de líquidos.

El agua es el quinto elemento vital, sin agua no hay vida, ya que el cuerpo humano está compuesto por un 65-70% de agua. Por ello el agua es un componente indispensable para el funcionamiento del organismo.

 

¿Cuánto agua debe consumirse?

En estado basal y sin requerimientos extraordinarios lo más adecuado es de un litro y medio a dos al día.

También podemos obtener agua de los diferentes alimentos, de esta forma podemos afirmar a groso modo que la composición hídrica de los alimentos puede fijarse en:

Fruta: 95% agua

Carne y pescado: 60-70%

Huevo: 90% agua

CURIOSIDADES

  • El agua ayuda a nuestro organismo a transportar nutrientes, eliminar desechos y favorecer la digestión.
  • El agua es la bebida que debe acompañar al niño en las comidas y fuera de ellas como hábito saludable para prevenir del sobrepeso.
  • Nuestro cuerpo está compuesto por un 60% agua y por ello, para que nuestro organismo funcione correctamente, es esencial mantener en equilibrio ese porcentaje. De lo contrario nuestras funciones vitales pueden empezar a fallar.
  • Con el ejercicio físico aumenta la temperatura corporal y el cuerpo necesita refrigerarse. Lo hace aumentado la secreción de sudor y, en consecuencia, se pierde agua corporal. Si no se hace nada para compensar dicha pérdida, el cuerpo se irá deshidratando poco a poco a medida que avanza el ejercicio.
  • Basta que una persona que esté haciendo ejercicio sufra una deshidratación de solo un 2 % del peso corporal para que su rendimiento se vea afectado.
  • Durante el Congreso Nacional de Hidrología celebrado el pasado noviembre en Madrid, Luis Serratosa, perteneciente al equipo médico del Real Madrid, afirmó que la pérdida de líquidos por sudor durante los entrenamientos de los jugadores madridistas es de una media de 2 litros.
  • Al día eliminamos agua por la orina y el sudor (la piel respira y elimina líquido).
  • Es recomendable reducir la ingesta de bebidas con cafeína, ya que este tipo de bebidas disminuyen la sed engañando a nuestro organismo. De esta forma no tomamos la cantidad real de líquido que necesita nuestro cuerpo.
  • Sin agua durante una semana nuestro organismo entraría en estado de shock.
  • ¡No olvidar tener siempre una botella de agua a mano!

 

Señales de advertencia de deshidratación:

  1. Mareos
  2. Dolor de cabeza
  3. Piel enrojecida
  4. Debilidad y fatiga
  5. Boca seca, pérdida de apetito

 

Señales de una deshidratación avanzada:

  1. Visión borrosa
  2. Pérdida de audición
  3. Piel seca y caliente
  4. Pulso rápido, pérdida de aliento
  5. Andar de forma inestable
  6. Orinar extremadamente frecuente, sin haber ingerido líquido

IMPORTANTE

Tomar agua fría absorbe calorías del cuerpo por la disminución de la temperatura corporal provocada. El cuerpo es una máquina de generar calor y recupera esta pérdida quemando grasa.